imita - Acompañamos tu innovaciónimita - Acompañamos tu innovaciónimita - Acompañamos tu innovación
Salamanca (España)
Todos los días
(de 00 a 24 horas)

TioVivo

Hace más de cien años, de soledad bien informada, el rey Alfonso XIII sancionaba el nuevo reglamento de la Escuela Oficial de Telegrafía por el cuál se transformaban los estudios para la obtención del título en Ingeniería de Telecomunicación. En esos planes de estudio se hacía hincapié en incluir temáticas relativas a la Historia de las Telecomunicaciones, Filosofía de la Ciencia y Ciencias Sociales lo que reforzaba el pensamiento crítico del futuro ingeniero al igual que ya se había hecho con Minas, Caminos, Montes, Industriales o Agrónomos. Situaciones como el hundimiento del Titanic en 1912 pusieron en valor la enorme utilidad social de las comunicaciones y de la telegrafía eléctrica que ya se había convertido en un habilitador tecnológico imprescindible de las transformaciones sociales como ha sucedido en nuestra época con “la Internet“.

En la asignatura que me impartieron en la Universidad Politécnica de Madrid, el Doctor Antonio Pérez Yuste creo recordar, siempre aparece como su génesis ARPANET, la red académica de conexión entre ordenadores que permitió democratizar las conexiones. Estimo que era mucho más evolucionada en su arquitectura la denominada Token Ring que fue diseñada por E. Newhall para IBM en 1969 y que la multinacional americana la guardó en un cajón hasta el año 1982 que la sacó a la luz y la convirtió, tres años más tarde, en el estándar para empresas y particulares.

En términos de protocolo, Token Ring no es una red en anillo, sino un despliegue en anillo, como opera una familia o una comunidad vecinal. Cada ordenador está conectado con sus vecinos por la izquierda y la derecha, cerrando un círculo. El problema es que, cuando hay que enganchar otro ordenador, hay que interrumpir el tráfico de red. Del mismo modo, cuando hay un fallo entre dos ordenadores, la red entera se cae. Como en los equipos bien sincronizados, la red funciona a modo de “paso de testigo“: sólo los ordenadores que tengan el token pueden enviar paquetes y esto evita las colisiones (su gran ventaja competitiva) y, si no se quiere enviar nada, pasa el testigo al siguiente como sucede en la sucesión de las empresas familiares.

Aunque IBM era también el inventor del PC, este protocolo se quedo obsoleto y lo desbancó Ethernet que en poco tiempo pudo ofrecer 100 Mbps y ganó mucha popularidad gracias al apoyo de Intel y Xerox e IBM cometió el error garrafal de poner una licencia excesivamente alta lo que hizo quedar desfasada a la tecnología del anillo. Para el futuro que nos trae la cacharrería conectada (Internet of Things) lo ideal serán servicios bajo demanda como los que plantea WIFI6 que permitirá ofrecer por primera vez un SLA, es decir, un contrato de calidad de los servicios al asignar anchos de banda distintos según el tipo de dispositivo.

Ahora la Tecnología nos brinda la última generación de tokens a través de Ethereum, una red abierta al dinero digital y a los servicios de información para todos, que nos permite crear objetos fungibles e intercambiables (DEFIs), crear comunidades descentralizadas (DAOs) o crear esos tokens no fungibles (NFTs), aquellos que permiten representar objetos con cualidades únicas, irrepetibles e indivisibles dentro de una blockchain (algo que descarta la idea de que las DLTs son sólo para bitcoin, las criptodivisas y el mundo disruptivo fintech).

Por ejemplo Nike ha patentado unas zapatillas, CryptoKicks, para fidelizar a los clientes con la marca y luchar contra las falsificaciones emparejando cada par con un activo digital a través de un Smart Contract, de forma inmutable y transparente. Del mismo modo When You See Yourself de Kings of Leon es el primer álbum musical distribuido como tokens no fungibles y el pico de la ola especulativa lo hemos tenido, después de los últimos años de Grimes, cuando un archivo jpg, realizado por el artista digital conocido como Beeple, fue vendido por la casa de subastas Christies por 69 millones de dólares. La obra, un collage digital llamado “Everydays – The First Five Thousand Days“.

Los NFTs son activos únicos que representan a una pieza digital pero, a la vez, créanme, son la derivada de la especulación llevada al extremo. Por ejemplo, Jack Dorsey, fundador de Twitter, ha puesto en subasta el primer tweet escrito, con pujas de 2 millones de euros o Elon Musk ha creado su propia greguería haciendo una canción sobre NFTs que vende como una NFT.

En el Arte tradicional un cuadro o una escultura puede ser falsificada pero el ojo de un experto descubrirá más temprano que tarde que se trata de una copia. Leonardo en su ULTIMA CENA uso unos pigmentos y un lienzo y Miguel Ángel para su Piedad uso una piedra original en cada uno de sus cuatro originales. En el arte digital, cualquiera puede coger un meme, una canción o una ilustración digital y duplicar el código binario, los 1 y los 0s, que definen su existencia y venderlos sin permiso de sus creadores en webs como OpenSea o Nifty a cambio de un puñado de criptomonedas. 

El gran problema es que, al igual que la minería de bitcoin, la producción de NFTs requiere un consumo de electricidad para alimentar las granjas de servidores de Ethereum de 27 billones de vatios de energía por año. En comparación, otras alternativas como las promovidas por JumpNet sólo solo consumía 30 millones de vatios al año (un plan sencillo de cinco pasos). Por ese motivo, la compañía coreana Enjin de videojuegos se han aliado con ellos para fomentar la energía neutra en carbono para los nodos.

El anillo único existe y esa es la guerra a la que se enfrenta el mundo. Por eso las monedas digitales reciben tantas críticas desde el sistema saurónico. No interesa que haya múltiples anillos sigo que sea único. El problema es que el 80% de las aves que existen en el planeta son gallinas y la mayoría de los gobernantes no saben gestionar la preocupación que ellos mismos han despertado..

El nuevo mundo postcovid tiene que estar basado en una economía impulsada por la reciprocidad, la transparencia y la cooperación. Es una oportunidad para crear esa comunidad del anillo que es la única forma para detener el paso de testigo que supone la transmisión del coronavirus. La vacuna bien distribuida será el token que nos permitirá construir ese futuro que llamamos porvenir.

La Sanidad nunca puede ser un token especulativo con el que se especule de la noche a la mañana porque una farmacéutica haya cambiado los términos económicos o las condiciones financieros. Es la divina tragedia de Ramón Gómez de la Serna en la que envejecen las manos pero no envejecen las sortijas. 

La avaricia no es la mejor harina para construir la salud del futuro. La miga debe ser SIEMPRE la amiga de la corteza. No le quitemos la mesa de ajedrecista al pensador de Rodin. La vida es la que da miedo, esa que está a la vuelta de la esquina, en ese purgatorio en el que las esquinas existen para que puedas arrepentirte del camino que sigues.

Lo importante de la vida es no haber muerto como le pasó al Tío Esteban, dado por muerto en la epidemia de cólera que asoló Madrid en 1834, pero que pasó a la Historia por ser el creador del carrusel de caballitos que llena de alegría el paraíso de nuestros hijos.

“Un mago nunca llega tarde, ni pronto, llega exactamente cuando se lo propone”. – Gandalf el Gris, creado por J.R.R. Tolkien que sabía que no conocía el fin de todos los caminos.

Alberto Saavedra at imita.es Chief Missionary Officer

 

0

No hay productos en el carrito.

Subscribe to our newsletter

Sign up to receive latest news, updates, promotions, and special offers delivered directly to your inbox.
No, thanks